Cerrar
Cerrar

Contacto

Dejanos tus inquietudes y comentarios y ayudanos a seguir mejorando.

Por favor, chequeá los datos que ingresaste

Cerrar
12 de Junio

RENAULT MUSTRA SU NUEVO MODELO KWID EN EL SALON DE BUENOS AIRES MEJOR DESEMPEÑO, MÁS ECONÓMICO

En el 8º Salón del Automóvil de Buenos Aires Renault presenta el nuevo Renault Kwid, un compacto inspirado en un SUV, que se convierte en una propuesta inédita para el segmento de vehículos urbanos.

    • Compartir


Kwid marca una nueva propuesta de estilo, diseño y perfil de uso. Es un bicuerpo en el que se destaca un compartimento reducido para el motor y una cabina más amplia. Las ruedas traseras y delanteras están dispuestas de manera que amplían al máximo posible la distancia entre ejes. Un diseño con un look and feel de un Sport Utility Vehicle, es robusto, con el mayor despeje del suelo del segmento y angulos de ataque y de salida propios de un todo terreno. Presenta una altura mayor respecto del suelo (18 cm) similar a los SUV medios y se destacan sus ángulos de entrada (24°) y de salida (40°). Por esto, se diferencia por su desempeño en suelos irregulares, tan comunes en los países de la región.

Este nuevo vehículo fue desarrollado bajo la plataforma global CMF-A de la Alianza Renault-Nissan que hace así su debut en la región y fabricado en el Complejo Ayrton Senna, de Brasil, el 80% de las piezas de Kwid son nuevas y desarrolladas especialmente por Renault Tecnologías Américas, para cumplir las necesidades particulares del mercado de la región.

Kwid propone un mejor desempeño, mas económico y estrena en América el motor SCe (Smart Control Efficiency) de 998 cc, con tres cilindros, 12 válvulas, doble comando de válvulas (DOHC) y bloc de aluminio. Este motor trabaja en perfecta armonía con la nueva transmisión manual de cinco marchas (SG1), más liviana y eficiente, que proporciona respuestas ágiles en el tránsito urbano y gran ahorro de combustible en cualquier condición de uso. También la dirección eléctrica, además de más cómoda en maniobras de estacionamiento, ayuda a reducir el consumo y las emisiones, ya que fuerza menos el motor que los sistemas hidráulicos.
 
El Kwid producido en la región fue proyectado para superar los niveles de seguridad exigidos por la legislación. Tiene una estructura de carrocería ampliamente reforzada por barras de protección en las cuatro puertas y ejes de alta resistencia alrededor del habitáculo. Esto forma una célula de protección para los ocupantes.